FacebookTwitterYoutubeFeed
      
    |  | 
Search results for: Facultad∨dering=

El Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría, CUJAE, informa que el proceso de matrícula de los estudiantes de nuevo ingreso en el curso 2015-2016 se efectuará del 18 al 25 de agosto. Los estudiantes que ingresarán en las modalidades de Curso Regular Diurno y Curso por Encuentros se dirigirán a las Secretarías Docentes de cada Facultad. El horario de matrícula será a partir de las 8:30 a.m., y hasta la 1:00 p.m.

Para efectuar su matrícula todos los estudiantes deberán presentar obligatoriamente los siguientes documentos:

  • Tres fotos tipo carné

  • Carné de identidad actualizado y en buen estado

  • Original y fotocopia del título de estudios terminados y certificación de notas

  • En el caso de los varones aptos FAR, la boleta original de licenciamiento para los que ingresan en la Educación Superior. Para los no aptos FAR, la Resolución de la Comisión de Reclutamiento que declara al estudiante no apto FAR, la carta que avale el cumplimiento del trabajo socialmente útil con el cuño de la Comisión de Ingreso Provincial y el Anexo Uno del Área de Atención.

La CUJAE comunica también que el inicio del curso 2015-2016 será el martes 1 de septiembre. En el caso del Curso Regular Diurno, se convoca a todos los estudiantes de nuevo ingreso a las actividades de recibimiento que se iniciarán a las 9:00 a.m.

Published in Noticias
Wednesday, 15 July 2015 11:39

Pasos firmes en el Proyecto Cujae

En entrevista realizada al Vicerrector de Administración y Servicios, Ing. Yoimi Trujillo Reyna,conocimos acerca del Proyecto Cujae. Este ambicioso plan tiene como objetivo la restauración de las 101 instalaciones de la Cujae.

Organizado en cinco comisiones, este proyecto integra a profesores y estudiantes de las carreras de Arquitectura, Ingeniería Civil e Ingeniería Hidráulica Fundamentalmente.

En la primera etapa fueron detectadas las problemáticas de cada área. De esta manera se inició la reparación de dos de los edificios de la Beca estudiantil y el levantamiento de la cerca perimetral, priorizando el fondo y el lateral colindante con la ciclo vía. La Facultad de Ingeniería civil fue beneficiada con la instalación de un elevador  y se espera la llegada de otro.

Para el próximo curso 2015-2016 se prevé  la reparación de las redes hidráulicas, la mejora de pasa manos de escaleras con madera de calidad y aluminio, la sustitución de las luminarias de los pasillos y parques por lámparas LED, las que permiten una luz más potente y un menor consumo de electricidad, en consecuencias con las necesidades del país.

De esta manera comienza a dar sus primeros pasos el Proyecto Cujae, pasos firmes y seguro en la búsqueda de una universidad más confortable y atractiva.

Published in Noticias

En una emotiva jornada, la comunidad universitaria del Ins­tituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría, Cujae, celebró en horas de la tarde del martes 14 de julio, el acto de graduación correspondiente al curso 2014-2015, en el Teatro Karl Marx.

Esta Casa de Altos Estudios que ha graduado por 50 años a ingenieros y arquitectos de Cuba y de otros países hermanos, dedicó su actual graduación junto a invitados, padres, profesores y amigos al regreso de nuestros Cinco Héroes a la Patria.

Resulta impactante reflejar que a lo largo de toda su existencia hasta el día de hoy, la Cujae ha graduado 59 022 profesionales, en­tre ellos 1 994 provenientes de diferentes naciones, principalmente de América Latina, el Caribe, Asia y África.

Este año egresaron de la Cujae 1 502 profesionales, de los cuales: 1 030 provenientes del Curso Regular Diurno y 472 de los Cursos por Encuentros. Del total general, el 43.5 % son mujeres y 19 son jóvenes extranjeros, pertenecientes a 13 nacionalidades.

De acuerdo con las carreras cursadas, la nueva promoción de in­genieros y arquitectos que culmina su vida estudiantil y se incorpora a la vida profesional de nuestra sociedad, se constituye de 77 ar­quitectos, 130 ingenieros civiles, 58 ingenieros hidráulicos, 22 ingenieros geofísicos, 29 in­genieros biomédicos, 192 ingenieros en telecomunicaciones y elec­trónica, 67 ingenieros en automática, 112 ingenieros eléctricos, 338 ingenieros informáticos, 217 ingenieros industriales, 137 ingenieros mecánicos, 28 ingenieros en metalurgia y materiales y 95 ingenieros químicos.

El acto de graduación estuvo presidido por el Ministro de Educación Superior Rodolfo Alarcón Rodolfo Alarcón Ortiz, Alicia Alonso Becerra Rectora del Instituto, cuadros centros de las organizaciones políticas y de masas, así como miembros del Consejo Universitario de la Cujae.

En la ceremonia Gerardo, Ramón, Antonio y René recibieron un reconocimiento de manos de Alicia Alonso Becerra, rectora de la Institución, y Enzo Pigueiras, presidente de la FEU allí. “La Cujae es la casa de los Cinco. Fe­li­ci­tamos a todos los graduados y les deseamos muchos éxitos. Váyanse muy conscientes de lo que les queda por hacer y lo que les dio la oportunidad de cursar estos estudios y graduarse, que es la Revolución”, dijo Tony a los jóvenes.

En las palabras de clausura del acto de graduación, la rectora de la Cujae, doctora Alicia Alonso Becerra, enfatizó el momento histórico de la Revolución en que se graduaban los estudiantes, “en sus manos está el futuro de la Patria. A ustedes corresponde seguir trabajando por la completa implementación de los Lineamientos, a ustedes corresponde seguir aplicando en la esfera productiva la creatividad y los conocimientos técnicos que han acumulado en su formación.

Ya no es un sueño, desde ahora se unen al ejército de protagonistas que reclama el desarrollo de nuestra sociedad. Deben mantener siempre el espíritu de lucha, firme y optimista, para asegurar el desarrollo socialista sobre bases sostenibles e irreversibles. Sigue en pie nuestra convocatoria a participar en la gigantesca obra de perfeccionar nuestro socialismo.”

Reconocimiento al esfuerzo y premio a los resultados

En el acto de graduación se reconoció el esfuerzo y se premiaron los resultados, haciendo entrega de títulos de oro, de manos de los propios profesores, a los estudiantes con promedio académico de 4,75 puntos o más.

De igual forma, recibieron reconocimientos, 16 estudiantes quienes resultaron ser los más integrales de la promoción y entre quienes destacaron: Daniel Alejandro de los Rios Pérez, de la Facultad de Ingeniería Industrial, como alumno más integral de la graduación; Frank Ortega Valdés y Manuel Jesús Roque Barral, de las carreras de Ingeniería Industrial y eléctrica respectivamente, fueron seleccionados como los más integrales del Curso por Encuentros; y Mahamadou Iboudo, de Burkina-Faso, de la carrera de Ingeniería Civil, como el estudiante extranjero más integral.

No se quiso pasar por alto el reconocimiento a  estudiantes que durante toda su vida universitaria han dedicado sus esfuerzos a labores de dirección dentro de la Federación Estudiantil Universitaria: Andy William Jabalera, Héctor Adrián Martínez Urgellés, Nelson Hernández Alomá, Daniel  Alejandro de los Ríos Pérez, Enzo Pigueiras Aleaga, Budareld María Mbumba, Claudio Gaitán Garmendίa, Raúl Valdés Rabre, Lemar Hurtado HoyosyJuan Carlos Pupo Reyes.

Además por primera vez se realizó la entrega de los Premios al Mérito Científico, el que se otorga teniendo en cuenta el acumulado de puntos alcanzados por el estudiante en su índice de Eventos y Exámenes de Premios a: Carmenchu Regueiro Busoch, Carlos José Herrera Matos, Pablo Sánchez Yañez y Lemar Hurtado Hoyos, de la Facultad Eléctrica; José Carlos Negrón González, Daniel Alejandro de los Rios Pérez y Karen Reina Sánchez, de la Facultad de Industrial; y a Yadier Rodríguez Sosade la Facultad de Química.

Para todos los graduados, en nombre del claustro de profesores, de los trabajadores, del Consejo Universitario, de las organizaciones políticas y de masas y de toda la familia universitaria, el abrazo sincero que los anima a seguir cultivando la virtud del estudio in­dividual y colectivo, a ser exigentes y a dar lo mejor de sí en cada entrega.

Published in Noticias
Monday, 01 June 2015 09:04

He sido fiel a no rendirme

El joven invidente Lisbán Torres Pérez, quien contra todos los obstáculos se graduó de ingeniero y Máster en Informática, trabaja como profesor a tiempo parcial de la Cujae y preside las comisiones nacionales de Informática y Nuevas Tecnologías y Atención a Niños y Jóvenes en la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales.

A los 17 años un glaucoma ocular le arrebató la visión. Estudiaba en el IPVCE Vladimir Ilich Lenin, de La Habana, y comenzó la odisea de adaptarse a un mundo a oscuras.

Lisbán Torres Pérez sintió la peor sacudida de su vida, tan joven y ciego, pero tenía que imponerse. Y lo hizo. De ellos dan fe su título de Ingeniero en Informática y su maestría en la misma especialidad. Por eso, vamos de regreso al pasado, al rescate de su historia.

La plática comenzó en un parquecito del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría (Cujae), donde trabaja como profesor a tiempo parcial, cubriendo labores docentes en la facultad de informática de la universidad y en el Complejo de Investigaciones Tecnológicas Integradas (CITI), en el que trabaja como especialista en ciencias informáticas y donde desarrolla software e investigaciones en distintas áreas de esa tema.  

¿Cuánto te ayudó el Centro de Rehabilitación para Ciegos y Débiles Visuales?

—Le debo haber cambiado todo el enfoque que tenía de una persona ciega. Antes de llegar allí, había estado un año en mi casa sin salir a nada; mi madre quería dejar de trabajar para que yo no estuviera solo, pero nunca se lo permití.

«Salí del centro a comerme el mundo, tenía confianza para hacer las cosas, me dieron todas las herramientas necesarias y me convencieron de que con ellas sería capaz de cualquier empeño.

«Hoy, la mayor parte del tiempo en la Universidad me lo paso en la oficina. Siempre estoy trabajando o haciendo algo para adelantar. Algunos amigos a veces me dicen: “Oye, no te veo”; pero es que tengo mucho trabajo y me gusta cumplir con lo que hago».

¿Cómo llegaste a ser ingeniero en Informática?

—En el Centro de Rehabilitación —cuando ingresé—, daban un curso experimental de Computación. Al oír el sonido de las computadoras le pregunté a Dayamí, la bibliotecaria que lo impartía en ese momento, cómo eran esas máquinas. Ella me explicó, y mi respuesta fue sencilla: “Es una locura”. Y di media vuelta.

«No había dado ni diez pasos cuando regresé, la matrícula estaba cerrada, pero empecé a ir a las clases y después que los alumnos terminaban me sentaba a practicar lo que habíamos dado en el día. Esto fue todo un reto, y los retos me gustan.

«Entonces decidí estudiar Informática. Traté de ingresar en la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), que en ese momento surgía, pero fui víctima del estigma, y la respuesta oficial fue que el centro no estaba preparado para recibir a un ciego; era algo que no entendí, porque ese lugar tenía todas las herramientas y condiciones, y yo quería aprender.

«La decepción y el disgusto fueron grandes, incluso hubo personas que me aconsejaron tomar otra carrera, porque consideraban que mi limitación era incompatible con el estudio de la Informática.

«Alguien llegó hasta a aconsejarle a mi mamá que me buscara una guitarra y me pusiera a tocar, porque la UCI era algo para los mejores alumnos del país. Me recomendaron las sedes municipales y el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría, pero quería aspirar a algo grande, por eso me presenté en esa institución, hice las pruebas por oposición y en la boleta solo puse una carrera: Ingeniería Informática».

Al concluir sus estudios en la Cujae, pudo categorizarse como profesor e impartir sus conocimientos, hasta ver recompensados sus esfuerzos con la maestría que concluyó en el 2011. Sin dudas, Lisbán ve con el corazón, nada le es ajeno, goza de la integralidad de un joven en busca de grandes cosas y hasta es amante del deporte.

«Sí, claro, como todo buen cubano disfruto los deportes, además soy industrialista, aunque este año me quedé sin comentarios, por los resultados que tuvieron», alega sonriente.

«Si voy a correr, lo hago sin miedo; si la bola viene dura, me tiro a cogerla, aunque en varias ocasiones me han dado pelotazos. Pero cuando uno no tiene miedo no piensa, solo juega.

«He jugado desde ajedrez hasta fútbol rugby, y sigo  todos los deportes. Desde niño los veía, especialmente el fútbol; con cinco o seis años coleccionaba recortes de periódicos y los guardaba, pero claro, la pelota cubana siempre está por encima en mi preferencia.

«Cuando era un poquito más joven practicaba atletismo, específicamente velocidad, y según dicen tenía muchas condiciones; sin embargo, nunca estuve en una competencia nacional. Esto requiere un entrenamiento y mucha dedicación, y eso de estudiar Informática y ser ciego me absorbía todo el tiempo.

«Luego me dediqué al béisbol para ciegos, como se le conoce. Es uno de los deportes paralímpicos que en Cuba practican las personas con esa discapacidad. Se juega con una pelota de caucho con seis orificios con cascabeles, un bate de béisbol, de madera o aluminio, guantes y gorra. Logré integrar la selección de La Habana y fuimos subcampeones nacionales; tengo varios trofeos de los juegos, pero hace un tiempo decidí no jugar más».

Atrevimiento, audacia

Lisbán viaja todos los días de San Miguel del Padrón a la Cujae, y viceversa. Sale de su casa a las 6:46 a.m. para llegar a tiempo a su jornada, que comienza a las 8:00 a.m. y termina a las 6:00 p.m., pero hay momentos en que le gusta tomarse su día, verse con sus amigos, salir, bailar, disfrutar de todo lo que le rodea.

También se caracteriza por el atrevimiento, la audacia. «Siempre me atrevo y si no puedo, bien, ¡pero tengo que tratar!», reconoce.

Su familia es esencial para él. Sus padres, la hermana y el sobrino de cuatro años complementan su mundo, son las personas que lo han ayudado a forjar el carácter y lo hicieron un hombre, sin temores a nada. Su papá Jorge, un obrero calificado, y la mamá, Milagros, técnico medio en contabilidad, fueron su mayor incentivo para estudiar en la Universidad.

Recuerda que cuando se desvinculó de los estudios, su papá fue la persona encargada de buscarle los libros para que se preparara para los exámenes de ingreso. Él y Milagros se los leían y lo ayudaban en todo.

¿Cómo divides tu tiempo libre?

—Casi no tengo tiempo libre, pero el poco del que dispongo lo dedico a muchas cosas, entre ellas el baile, que me encanta, y la salsa, mi género preferido. En cuanto a la música, me gustan Pupy y los que Son Son, Van Van…

«Eso lo complemento con las salidas con mis amigos, con pasear, caminar, visitar el mar, ir a los campismos, andar por lomas… Lo que me gusta es sentirme vivo, que no estoy perdiendo el tiempo».

Su escritor preferido es Daniel Chavarría, aunque lee todo lo que le caiga en las manos. Si acapara su atención, dedica parte de su tiempo a «devorarlo».

«Voy al cine y puedo “ver” una película —dice en sentido figurado—, aunque suene extraño para algunos. El mundo audiovisual me atrae, y la modalidad de audiodescricpción está hecha para nosotros, pero yo las prefiero sin ella.

«Es que me gusta que suceda como en la vida misma. Por ejemplo, yo estoy aquí y no sé lo que sucede a mi alrededor, pero me lo tengo que imaginar, deducir lo que está ocurriendo. Y esto es lo que me pasa con las películas: entre lo que oigo y puedo imaginar, consigo visualizarlas».

—Además de ser profesor en la Cujae, ¿qué otras responsabilidades tienes?

—En la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales (ANCI) tengo varias, como miembro de sus Consejos Provincial y Nacional. Además, me han encomendado tareas como presidente nacional de las comisiones de Informática y Nuevas Tecnologías y de Atención a Niños y Jóvenes, de esta misma organización.

«En el caso de la Comisión de Informática, hay muchos proyectos, pero en estos momentos tenemos dos prioridades, una es la creación de una página web que permita la accesibilidad a personas ciegas, y ahí podrán encontrar todo el trabajo que se ha realizado a lo largo de los años   en la Asociación.

«El otro objetivo es lograr una informatización que nos permita el acceso a todas las tecnologías, por ejemplo, los cajeros automáticos. A mí me ocurre que cuando tengo que sacar dinero necesito ir con alguien; por eso trabajamos para que el fabricante también piense en nosotros, los ciegos.

«En la Comisión de Atención a Niños y jóvenes nos proponemos incrementar su vinculación con la sociedad y la vida, que por varios motivos, personales o no, en muchas ocasiones no se insertan. Nos centramos en estos muchachos porque son lo que tienen un menor nivel de incorporación y participación».

—¿Pareciera que el bastón es como uno de tus «mejores amigos»?

—Mi bastón es una herramienta, me dicen que está arañado, torcido, que por qué no busco uno nuevo, pero no es un lujo, sino una ayuda. Realmente no es bonito, y no puede serlo porque recibe los golpes por mí, por lo que le agradezco.

«Con él tengo confianza para hacer las cosas. El susto más grande siendo ciego fue cuando me guiaron mal y caí por una escalera; sinceramente no sé cómo me las arreglé para llegar de pie a la parte de abajo».

¿Cómo te describes?

—He sido y seguiré siendo muy fiel a mí mismo, a mis principios, a no rendirme nunca. Aunque tenga miedo en algún momento de la vida, siempre enfrentaré cualquier desafío. Soy atrevido, a veces hasta temerario».

¿Por qué temerario?

─Por todo lo que emprendo y me hace sentir vivo. Parte de la vida de un joven es nocturna. ¿Se imaginan a un ciego a las tres de la madrugada andando por la calle o acompañando a alguien para después regresar solo? Yo no solo me lo he imaginado. Por eso creo que soy temerario.

Fuente: Juventud Rebelde

Published in Noticias
Monday, 25 May 2015 10:53

El consumidor en la mira

“La cadena de suministro se para en el consumidor —que es la población nuestra— y en la exportación. Hay que saber qué se necesita y en qué momento. Eso se debe hilvanar desde la fuente primaria de materia prima, para que exista eficiencia”.

El Doctor en Ciencias, José Antonio Acevedo Suárez, vicerrector y profesor de la Facultad de Ingeniería Industrial del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría (Cujae), defiende, por sobre todo, el papel de las cadenas de suministro dentro de la economía, mas no comparte el criterio de las cadenas productivas.

“Nos hemos metido en un debate teórico que nada va a resolver, ese es un enfoque de los años 50 del siglo pasado, tenemos empresas que producen y otras les facilitan componentes, pero el concepto de cadena de suministro es mirando al consumidor final, que él sea el que hale la cadena y trabajar por eso, ese es el enfoque que defendemos e internacionalmente ha probado que soluciona el problema”, aseveró.

Experto en el asunto, desde el año 1999 dirige el laboratorio de logística y gestión de la producción, creado en su facultad, cuyo objetivo ha sido desarrollar esta temática, transferir sus resultados a las empresas y darles seguimiento a las experiencias que existen en el país.

Según expresa, hoy trabajan con más de 30 entidades, entre las que se encuentran BioCubaFarma, algunas pertenecientes al Grupo de Administración Empresarial de las FAR y a los ministerios de Comercio Interior, Industrias y Transporte.

Ecasol, dedicada a la cadena de aseguramiento de aceite comestible en el sector de divisas, es uno de esos ejemplos. “Ahí se logró integrar la importación, producción y distribución, con las ventas en las cadenas comerciales. Se precisa que el ritmo de importación responda al de producción, que incluye los repuestos de las fábricas nuestras; en esa integración está la sinergia de la economía. Tiene que existir un pronóstico de demanda final, el del consumidor, y todo el mundo debe trabajar con esa predicción”.

La empresa comercializadora de medicamentos (Encomed) es otra muestra positiva, pues ha alcanzado un alto desarrollo como operador logístico en toda la distribución de medicamentos. “Hoy prácticamente orienta la producción hacia las necesidades”, alegó.

Tener en cuenta la demanda

Desde el punto de vista de Acevedo, de lograr esa integración se eliminarían los llamados productos ociosos y de lento movimiento. “Lo fundamental es que no se creen, porque cuando usted gestiona de manera integrada toda la cadena, va teniendo en cada momento los inventarios que necesita y eso permite tener una determinada precisión de gestión en pronosticar las demandas”.

Ese es otro asunto, apuntó, en el cual tenemos que aprender mucho. “No contamos con personal capacitado para hacer estudios de mercado y de- manda. Ya hay empresas extranjeras que están proponiendo sus servicios. Debemos introducir en la formación de nuestros profesionales ese concepto y esas técnicas que hoy no existen”.

La concepción con que se trabaja en el laboratorio que encabeza Acevedo está clara. “Nosotros no les resolvemos el problema a las empresas, les ayudamos a crear capacidad para enfrentar los problemas tratados. La solución la van dando los propios directivos y especialistas de la entidad, solo colaboramos con ellos en desarrollar estas capacidades”.

Librar obstáculos

La tendencia actual es la logística integrada, la cual se expresa en el concepto de “puerta a puerta”, gestionada por empresas especializadas (los operadores logísticos) con amplio uso de las tecnologías de información y comunicación, donde el demandante se relaciona con un solo interlocutor en toda la cadena logística.

Afirma Acevedo que la esencia de la gestión integrada de la cadena de suministro es intercambiar información y una planificación colaborativa. “Todas las empresas tienen que pre- sentar su plan económico y conciliar, ahí deben intercambiar información y ese es uno de los problemas que tenemos: nadie quiere enseñar su información ni divulgar sus experiencias”, expresó.

Usted apunta como una carencia fundamental en el país la formación y capacitación de recursos humanos en estas funciones…

Existe una formación básica que la puedo lograr en una carrera universitaria, en eso hemos avanzado mucho. Pero no es así la capacitación específica para la tarea que yo tengo que realizar, en eso estamos en desventaja. El Código de Trabajo lo especifica: las administraciones están en la obligación de capacitar el personal para la actividad asignada, y eso no solo ocurre en logística.

El desarrollo de los operadores logísticos puede ser a partir de las actuales empresas transportistas, bases de almacenes, distribuidores, importadores y comercializadores. Esto es esencial para hacer efectiva la tendencia existente en el país de concentración de compras y la creación y desarrollo de mercados mayoristas.

Eso significa un gasto…

El costo de la logística no es lo que costó el transporte, hay uno intangible, que no sale en la contabilidad, me refiero a los llamados costos de oportunidad, es decir, lo que pierde el cliente por no tener el servicio adecuado. ¿Cuánto cuesta a la población obtener un producto X y recorrer toda La Habana? Eso es tiempo, que le afecta el nivel de vida, y al final, a lo mejor, lo adquiere en el mercado informal, donde vale el doble.

¿Por qué considera usted necesario desarrollar una política nacional logística?

Porque la logística es integradora, y una entidad sola no lo puede resolver, tiene que existir una política nacional que dicte el desarrollo; dónde van a estar las plataformas logísticas en Cuba, cómo se va a formar la fuerza de trabajo o cómo se emplearán las tecnologías de la informática y las comunicaciones.

La logística constituye una parte importante de la cadena de suministro al encargarse del flujo de materiales y productos desde un punto de origen a uno de destino, de forma eficiente y oportuna. Es mucho más que transporte y almacén.

Fuente: Trabajadores

Published in Noticias

Desde mis tiempos de estudiante, en el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echevarría, la jornada científica es el día en que los estudiantes se acercan a sus sueños. Desde hace varios años esta oportunidad se ha concretado aún más; en virtud del  Convenio de Colaboración e Integración práctico-docente entre el Grupo BDC International S.A. y la Facultad de Ingeniería Mecánica de ese instituto, los sueños son más reales.

Como se va haciendo costumbre la exhibición de las últimas novedades de Peugeot rompe la monotonía de la mañana.  Este año ha sido el turno de los novedosos 2008, Hoggar y 208, los cuales rebosan tecnología de punta en el ramo automotriz.

Desde muy temprano (el 14 de mayo), toda el área de mecánica está imbuida de una especial dinámica, el plato fuerte de la jornada serán las Conferencias Magistrales “Empleo de Aire comprimido” a cargo del Ing. Karel  Hernández  Prado  y  “Motorizaciones de Volvo y Renault Trucks” por el de Ing. Felipe Alemañy Batista, ambos especialistas del Grupo BDC International S.A.

Antes el Webmaster Willy J. Hierro Rodríguez realizó la presentación a estudiantes y profesores del sitio de Peugeot.cu, las potencialidades y herramientas a disposición de los visitantes, con demostración de actualización “in live” del evento que estábamos cubriendo.

En el primer caso se explicó la importancia del correcto empleo de los sistemas de aire comprimido; su uso  eficiente para lograr resultados óptimos sin sobre diseñar sistemas. Se definieron los principales tipos de compresores y su selección según las necesidades; definidas por los flujos de aire y las presiones necesarias.

La segunda trato sobre las diferentes motorizaciones y acorde a las nuevas normas de contaminación ambiental y acústica, con detalles sobre las proyecciones del Grupo BDC, y sus marcas Volvo y Renault, para cumplir con ellas en las diferentes partes del orbe.  En el caso de los camiones son determinantes las normas polución en la concepción arquitectónica de la electrónica del motor; para modificar los parámetros emisiones.

Por último, la premiación del evento con el reconocimiento a los mejores trabajos y la participación de especialistas de BDC International SA.  Este año estuvieron involucrados más de 250 estudiantes, resultando vencedores: tercer lugar, la estudiante de 4to año Claudia Pérez  Oliva; segundo lugar Alfredo Arrobaruena y del primer lugar Alejandro Bota.

No podemos dejar de mencionar lo agradable que resulta cada año comprobar el aprecio por nuestra publicación entre los estudiantes y profesores del prestigioso recinto estudiantil.

Fuente:

Willy J. Hierro Rodríguez, webmaster de peugeot.cu y excelenciasdelmotor.com

Published in Noticias

Para algunos, la decisión de emplear un ti­po de software u otro es una idea aislada porque aquello que más utilizan es lo único que conocen; para otros, tener que empezar desde cero con sistemas operativos que obstaculizan la simplificación de sus quehaceres, la economía de su tiempo y el modo cotidiano de operar, no es una opción considerable.

Encender nuestras computadoras y que la bandera multicolor de Bill Gates aparezca en nuestras pantallas, es hoy para muchos de los usuarios en Cuba, una práctica que pasa desa­percibida. ¿Sabemos todos que al emplear, por ejemplo, Windows, Corel-Draw, Pho­to­shop, SAP, nos encontramos ante productos que funcionan de acuerdo con las patentes de un software privativo y que, por tanto, ello exige el pago de su “licencia de uso”?

De acuerdo con diferentes sitios web, el pre­cio de un sistema operativo de Windows se encuentra entre los 119 y 219 USD y el paquete de Office (Word, Power Point, Excel, Access, Outlook…), entre los 240 y 680 USD. En­tonces ¿podríamos pagar precios co­mo esos? Nuestro país, debido al bloqueo de Estados Unidos, hoy no paga dichas “licencias” al carecer de contratos con las compañías productoras de este tipo de software.

Aun así, en Cuba, que contaba al cierre del 2013 con más de un millón 014 000 computadoras, según la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI), la mayoría de las má­qui­nas emplean Windows, y un gran nú­mero de usuarios utiliza Word, Power Point, Photoshop, etcétera, programas  empleados sin el autorizo de las empresas que los diseñan. ¿Qué ocurrirá entonces si desaparecieran, a instancias del proceso de normalización de las relaciones Cuba-Estados Unidos, las circunstancias que hoy no nos obligan a pagar el uso de estos programas y sistemas?

PENSEMOS EN ALGUNAS CUESTIONES
Cuando hablamos de software propietario, sintéticamente, nos referimos a cualquier programa informático o aplicación en la cual el usuario no puede acceder al código fuente o tiene un acceso restringido limitándose en sus posibilidades de uso, modificación y redistribución. Cuando aludimos a software libre, partimos de aquel que tiene abierto su código fuente y puede ser distribuido, modificado, copiado y usado.

Como país subdesarrollado, la migración a software libre se impone en el camino hacia el alcance de una auténtica independencia tecnológica. Para ello, debemos cimentar nuestras bases con software que no dependan de ningún monopolio extranjero, y que principalmente sea posible analizar y modificar por nuestros profesionales.

“Hasta el día de hoy, las cuatro libertades del software libre (libertad para ejecutar el programa sea cual sea nuestro propósito, para estudiar su funcionamiento y adaptarlo a nuestras necesidades, para redistribuirlo a to­da la comunidad de usuarios, y modificarlo, mejorarlo y publicarlo) muchas veces son irrelevantes para los usuarios, pues no les interesa leer el código fuente, si no simplemente em­plearlo”, dijo Alan Pierra Fuentes, director de soporte técnico de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI).

De acuerdo con el directivo, no se deben negar los aportes que el software privativo ha hecho, desde su surgimiento, al desarrollo de la Informática; pero debemos ser conscientes de todas las libertades y ventajas que implica usar software libre en el contexto nacional.

Sobresalen, obviamente, los beneficios des­de el punto de vista económico, pues al contar con el código fuente podemos desarrollar aplicaciones evitando la compra de software en el exterior; así como que por lo general es libre de costo o posee uno muy bajo, de modo que se torna accesible y tecnológicamente inclusivo.

“No sucede lo mismo con el software privativo que, con los costos que tiene hoy en el mercado, imposibilita su acceso y au­menta la brecha tecnológica entre los países desarrollados y los subdesarrollados”, explica Pierra Fuentes.

El hecho de poder adaptar el software a tus propias condiciones, otro de los atributos mencionados, aumenta la capacidad decisional sobre las tecnologías y “te permite resolver qué usar, cómo hacerlo y cómo modificarlo de acuerdo con tu propio contexto”, agregó.

Con el software libre tenemos la posibilidad de ajustar nuestros programas o políticas de informatización a lo que solicita la sociedad y no a lo que pide el mercado. Por ejemplo, como explica el directivo, en el mundo si tienes una computadora modelo Pentium 3 tienes que botarla porque está obsoleta y no hay software para ella. Recordemos el caso del Windows XP que se quedó sin soporte, y ahora Microsoft obliga a cambiar a algunas de sus variantes más modernas.

“Entonces estaríamos sujetos a cumplir las órdenes de lo que dicta el mercado de la tecnología, y nuestro país no aboga por la obsolescencia programada —que es como se desarrolla el mundo de la informática— y donde se plantea que como usuarios, todos los años de­bemos cambiar nuestra computadora, celular, etcétera”, señala.

Hoy los principales fabricantes de tecnologías del mundo, detalla por su parte Yoandy Pérez Vi­lla­zón, director del Centro de Software Libre de la UCI, no lo hacen pensando en las condiciones que tienen países determinados, como el caso de Cuba.

 

Doctor en Ciencias Joaquín D. Pina Amargós, vicedecano de informatización de la Facultad deIngeniería Informática del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría.

Este tipo de software, además, es diseñado de forma colectiva y cooperativa tanto en su creación como en su desarrollo. “Esto conlleva, según explica Villazón, a que todas las mejoras que se realicen carezcan de restricciones, que los procesos de corrección de errores sean más rápidos, que las actualizaciones se distribuyan de modo casi inmediato a través de las redes de alcance global, y que se limite la introducción de códigos maliciosos  debido a que estos son revisados por muchos usuarios que pueden detectar posibles puertas traseras”.

El tema de la privacidad y seguridad es otro  que adquiere particular relevancia en el em­pleo de un tipo de software u otro pues al tener un código abierto sabes lo que están utilizando, mientras que con el código cerrado desconoces si detrás prevalece alguna orden oculta. Cuando como usuarios empleamos software privativo, desconocemos o aminoramos la im­portancia de que, por ejemplificar, Windows  en­víe información a sus creadores o a empresas de marketing sobre las características de la plataforma donde está instalado, aplicaciones empleadas, sitios de Internet visitados, entre otros.

“Al estar el código abierto y visible para toda una comunidad de usuarios, se está al tanto de cualquier fallo en el sistema, y se de­tecta, corrige y publica el cambio al mundo casi de manera instantánea”, dijo el doctor en Ciencias Joaquín D. Pina Amargós, vicedecano de informatización de la Facultad de In­geniería Informática del Instituto Superior Po­litécnico José Antonio Echeverría (ISPJAE). “Ya no tienes fallos de seguridad que solamente Microsoft puede resolver. No tienes que esperar, por ejemplo, a que esta empresa libere una nueva actualización que solucione el problema, la distribuya, para que solo luego, puedas comprarla”, agregó.

SE NOS PUEDEN COMPLICAR UN POCO LAS COSAS
Indudablemente nos encontramos en un momento de cambios. En la actualidad, existen en Internet numerosos sitios y aplicaciones que se encuentran abiertos al mundo y bloqueados exclusivamente para Cuba, lo cual podría transformarse a la luz del proceso de restablecimiento de las relaciones con Estados Unidos, país al cual pertenecen muchas de las compañías propietarias. Ejemplo de lo anterior, señala Pierra, “son muchos códigos fuente de sitios de corte académico, o por ilustrar los sitios GoogleCode.net (donde se almacenan todos los códigos libres que ofrece Google) y SourceForge.net (donde radican gran parte de los códigos que comparten usuarios a nivel mundial)”.

Sobre el tema de las licencias y patentes de software, Villazón explicó que su pago no es exigido hoy en Cuba porque no existe un acuerdo entre las empresas cubanas y Mi­cro­soft —principal exponente del software privativo—.  La posible eliminación  de las disposiciones que hoy impiden estas transacciones podría traer el consecuente cobro de las licencias de esos sistemas que están desplegados en Cuba, y por tanto la erogación de fuertes sumas de dinero, si se tiene en cuenta el precio de un sistema operativo Windows, añadió.

En este sentido, es importante atender a que muchos de los programas que usamos y están montados sobre software privativo, tienen alternativas libres totalmente análogas por las cuales no tendríamos que pagar, enfatizó Pina Amargós.

Esta es una de las razones por las cuales, “como nación, tenemos que trabajar en apresurar el proceso de migración. No podrá ser de golpe ya que se trata de modificar por completo la manera de trabajar de cada usuario al comienzo, pero aunque sea un proceso paulatino, la persona debe irse enfrentando a él. Hay ejemplos como el caso de Venezuela, en el que el presidente Hugo Chávez especificó (Decreto Ley 3390 del año 2004), que las instituciones del Estado tenían un plazo para realizar su migración a software libre, y en caso de no hacerlo, justificar el motivo”, ejemplificó Pina.

EN NUESTRA ENSEÑANZA…
La enseñanza debe construirse incluyendo el software libre, porque debes ofrecerle a la población el conocimiento para que ella tome la decisión por sí misma. No imponer su uso, pero sí mostrarle las diversas opciones. Pina ejemplifica con el caso del libro de texto de Informática Básica empleado en la enseñanza media y preuniversitaria cubana, que ha sido editado ocho veces y donde no existe noción alguna sobre este tipo de software.

“Tenemos que trabajar más en crear una cultura sobre ello en la población. La limitación la hemos puesto nosotros mismos, porque no hemos prestado la debida atención a algo sustancial. Debemos reelaborar estos materiales en vistas de hacerlos más didácticos, sin excluir el sistema operativo Windows pero explicándoles la existencia de otras op­ciones”.

Sobre las intenciones que la Universidad de La Habana se ha estado trazando en este sentido, explicó que desde el año pasado se propuso, en coordinación con la dirección de informatización del Ministerio de Educación Su­pe­rior (MES), crear un grupo asesor de trabajo en aras de que las distintas universidades la­borasen unidas en pos de fomentar el paradigma de software libre y el uso de estándares abiertos en ese nivel educacional.
“La migración es un elemento, pero debemos también fomentar el paradigma y co­men­zar por formar a la gente en qué cosa es el software libre. Las universidades debemos ponernos de acuerdo en cómo abordar la problemática pero de manera conjunta”, explicó.

CAMINOS…
Desde el punto de vista infraestructural Cuba no está tan atrasada en materia de software libre. Según informa Pina Amargós los grandes servidores estatales están montados sobre versiones libres.

Tanto la UCI como la Facultad de Ingeniería Informática del ISPJAE han trabajado en este sentido. En el caso de esta última entidad, Pina esclarece que todo su plan de estudio, base de datos, inteligencia artificial, gráficas por computadoras, ingeniería de software, casi todas las temáticas, así como los servidores, páginas web e infraestructura de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs) en sentido general, están montados sobre software libre, exceptuando las terminales de usuarios (máquinas finales donde se imparten las clases), donde se migraría cuando exista la obligatoriedad de hacerlo, como parte de la política del Estado.

“En el caso de la UCI las repercusiones no serían tan graves porque se ha avanzado mu­cho en esta materia. Por resolución rectoral nuestra universidad comenzó a utilizar desde hace unos años software libre, aplicaciones de código abierto y preferentemente desarrolladas en el país. Es por ello que nuestro programa de estudios está migrado completamente a este tipo de entornos, y todas nuestras asignaturas se imparten utilizando este tipo de software”, detalló por su parte Pierra.

Casi el 80 % de las computadoras de la UCI emplean distribuciones libres salvo algunas con aplicaciones a las que no se les ha encontrado otras alternativas. “Actualmente las producciones de nuestros software se hacen ma­yoritariamente en versiones libres, y los procesos institucionales, administrativos, docentes, productivos e investigativos están alineados de acuerdo con ello”, informó.

Pierra comentó que han ayudado mucho en el proceso de adopción de este software, las comunidades de usuarios de software libre como el Grupo de Usuarios de Tecnologías Libres (GUTL) que recientemente desarrolló el Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre (FLISOL 2015), y la comunidad de la UCI, HumanOS, que apoya al país y al mundo en sentido general con soluciones técnicas.

¿Y LAS PRODUCCIONES?
Los directivos de la UCI explicaron que la mayoría de sus compromisos de producción son desarrollados con este tipo de software. Ejemplo de ello lo constituye el despliegue de aplicaciones básicas que contribuyen a otras como la creación de un sistema para réplica de base de datos en software libre —capaz de unificar y replicar datos de sistemas que se encuentran en diferentes provincias—, sistemas informáticos para procesos como las elecciones o de gestión fiscal, realización de portales y todas las acciones desarrolladas para el estado cubano como software educativos, para la salud, entre otros.
Sobre el sistema operativo cubano Nova —proyecto bandera en el uso del software libre en Cuba y que

cuenta ya con tres versiones— explicaron que en el presente, ya se ha alcanzado una madurez no solo en el personal que lo desarrolla, sino también en las instituciones que lo aplican.

Sobre la versión que saldrá este año, Pierra Fuentes informó que incluirá mejoras desde el punto de vista de la usabilidad: un nuevo diseño y entorno más unificado respecto a lo que conocemos, basado en tecnologías más rápidas y modernas, mayor compatibilidad en las aplicaciones con formatos de Windows, entre otras opciones.

“La UCI tiene además una alianza con la em­presa GEDEME (que fabrica las computadoras en el país) y hasta el momento tiene en­sambladas ya más de 90 000 computadoras con Nova instalado. Dondequiera que llegue una computadora que se compre en Cuba tendrá este sistema operativo incluido acompañado de un manual”, refirió Pérez Villa­­zón.

Para desplegar este sistema operativo, ex­plicaron que cuentan con un conjunto de servicios (de asesoría, entrenamiento a personal y ca­pacitaciones) diseñados para orientar a instituciones que tomen la iniciativa de la migración, una Guía Cubana de Mi­gra­ción al Soft­ware Libre (documento que describe y orienta sobre el proceso y se ofrece a las entidades), así como prestaciones de so­porte técnico provenientes de un centro que radica en la universidad y brinda cobertura nacional.

Pérez Villazón notificó que la UCI está in­mersa en una variante para móviles llamada NovaDroid, personalización cubana de Android, cuyo  objetivo es proponer un sistema capaz de adaptarse a las condiciones que nuestra isla presenta hoy en su red de telefonía. Ac­tual­mente se está trabajando con prototipos.

“El usuario va a sentir que tiene en sus ma­nos un teléfono desarrollado exclusivamente para Cuba, pues por ejemplo, hoy usted compra un móvil inteligente y si bien trae instaladas 50 aplicaciones, de esas nos responden si acaso 15 o 20. Nuestra intención es mantenerle al cliente las que funcionan e incluirle por defecto otras que no requieran conexión como mapas offline (GPS con ma­pas que hoy necesitan conexión de Internet, Ecured) por citar algunas, lo que implica a su vez, mayor duración de la batería, mayor usabilidad para el usuario y otros servicios”, dijo Pérez Villazón.

ALTERNATIVA FACTIBLE…
El objetivo es que tengamos nociones que nos permitan decidir qué tipo de software emplear y por qué hacerlo. Las versiones libres también tienen una serie de desventajas, pero ha de pensarse, en el contexto actual, en que esta es una alternativa necesaria para la obtención de una verdadera soberanía tecnológica.

Algunos usuarios señalaron, por ejemplo, que la diversificación de software libre —una de sus fortalezas— podría ser también uno de sus obstáculos, ya que al contar con tantas distribuciones (versiones), al usuario no co­nocedor o a una empresa, se le puede complejizar decidir cuál es la más provechosa ya que se crean muchas con ligeras diferencias. Aun así, Pina Amargós explica que si hay coordinación, esto no debe devenir en un impedimento.

“Ejemplo de ello, afirma, son los proyectos Mozilla o Apache, que se encuentran distribuidos en todas las plataformas de software libre y que muestran que cuando hay coordinación a nivel mundial la existencia de varias distribuciones no es un obstáculo”. Además, Cuba cuenta con la asesoría y capacitación de profesionales, apoyo técnico (UCI), etcétera, a empresas o entidades que decidan migrar a este tipo de software.

En segundo lugar, como su uso es minoritario, su empleo implica esfuerzo y dedicación de ahí que muchos lo rechacen al inicio; pero se trata de variantes totalmente factibles y a las que sobre la práctica debemos irnos enfrentando. Ha de pensarse en la necesidad  de contar con un sistema accesible, se­guro, analizable, modificable y ajustable a nuestras necesidades.

Asimismo, otros usuarios refieren que aunque muchas versiones permitan mayor interoperabilidad —pues algunas se asemejan bastante a las privativas como por ejemplo, que los documentos de Open Office sean cada vez más compatibles con Word—, no sucede lo mis­mo con todos los programas. Los entrevistados acotaron en este sentido que si bien mu­chos programas no son análogos a los privativos, la ajustabilidad de las variantes libres es un aspecto que permite modificar y añadir me­joras a esos mismos programas.

Estas y otras que quedan sin abordar son algunas de las razones que han hecho que mu­chos presenten dudas respecto al empleo de las versiones libres.

Por una parte, estamos tan acostumbrados a lo que conocemos que no tenemos ninguna disposición en cambiarlo aunque nos produzca molestias frecuentes. Por otra, nos surge la interrogante de si será posible ejecutar con entornos libres lo mismo que realizamos con los propietarios, pero cabe añadir que aunque las soluciones abiertas no sean fieles de las privativas, sí existen alternativas análogas a muchos en­tornos.

Llegado este punto, no se pretende enarbolar o desacreditar un software u otro, sino que como usuarios no cerremos nuestra mente al cambio y, conscientes de que se trata de un proceso paulatino, analicemos con sus pros y contras, nuestras rutinas informáticas.

Fuente: Granma

Published in Noticias
Monday, 27 April 2015 00:00

Voluntades con voz propia

Con el objetivo de promover el empleo del software libre en aras de que los usuarios conozcan cuál es su filosofía, alcance y funcionamiento, así como propiciar un espacio en el que las diferentes comunidades que lo potencian dialoguen y creen vínculos en pos de su desarrollo, sesionó en el Palacio Central de Computación el Festival Latinoamericano de Ins­talación de Software Libre (FLISOL 2015).

Como voluntad fundamental sobresalió la urgencia de unificar las comunidades de software libre cubanas, de ejercer un cambio de mentalidad hacia el uso de estas aplicaciones en el contexto actual, de contar con un proyecto en el que ca­da una de las comunidades se vea representada y trascienda a nivel de ministerios y de país; así como la necesidad de una política de migración a nivel de Estado.

Pablo Mestre Drake, coordinador del Grupo de Usuarios de Tecnologías Libres (GUTL), señaló además la necesidad de concebir una sistematicidad en los encuentros (mensuales para aquellas personas que carezcan de conexión), y crear un plan de acción con bases y objetivos en el cual sean escuchadas las opiniones de la comunidad de usuarios.

Los debates enfatizaron en la necesidad de tomar en cuenta estos elementos, sobre todo en este contexto de cambios políticos, económicos y sociales en los que se encuentra in­merso nuestro país. Manuel A. Sánchez del Campo, en representación de la UCI, manifestó la necesidad de evitar el uso de tecnologías que no podamos modificar y estudiar.

La necesaria implementación de los entornos libres en la educación fue uno de los temas referidos en las conferencias del evento. Sobre ello, Joaquín D. Pina Amargós, vicedecano de informatización de la facultad de Ingeniería Informática del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría (ISPJAE), refirió la necesidad de repensar y reelaborar los materiales educativos con vistas a hacerlos más didácticos; sin excluir el sistema operativo Windows, pero explicándoles la existencia de otras opciones.

Pina insistió en la urgencia de que las universidades trabajen también de manera coordinada sobre la base de la cohesión de esfuerzos. Sobre ello, comentó el trabajo que en este sentido se ha trazado la Universidad de La Habana. “Desde el año pasado se propuso, en coordinación con la dirección de informatización del Ministerio de Educación Superior (MES), crear un grupo asesor de trabajo en aras de que las distintas instituciones universitarias trabajasen unidas para fomentar el paradigma de software libre y el uso de estándares abiertos en dicho nivel educacional”, dijo.

Sobre las acciones que en materia de software libre ha estado desarrollando la UCI, sobresalió en otra ponencia una variante para móviles denominada NovaDroid, que sería la primera personalización cubana del sistema Android y con la cual se intenta desarrollar un sistema operativo optimizado para su uso dentro de la isla.

Esta variante, además, está basada —como el sistema operativo Nova— en las cuatro libertades del software libre (seguridad informática, sostenibilidad, sociabilidad y soberanía tecnológica) y se aplicará en los nuevos teléfonos que comercialice la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A (Etecsa).

Al respecto el profesor de esta entidad Héctor Pérez Baranda, comentó entre otros aspectos que estos nuevos móviles tendrían cambios en la capa de aplicaciones (desinstalándose algunas innecesarias, e instalándose y modificándose otras), desde el punto de vista estético, aumento del rendimiento de la batería, entre otras opciones.

Por ejemplo, con un celular inteligente con 50 aplicaciones instaladas, de esas es probable que le respondan alrededor de 20 y con NovaDroid el móvil conservará las que funcionan en Cuba e incluirá por defecto otras que no requieran conexión.

Según explicaron, para la decisión de eliminar o conservar aplicaciones no se estuvo al margen de la comunidad de usuarios, “pues realizaron encuestas desde la página humanos.uci.cu y el 90 % de la selección fue resultado de ello”.

Por su parte, Reinier Morejón, también profesor de esta universidad, conversó sobre la relevancia del tema de los estándares abiertos, y explicó que “para nadie es un secreto que Microsoft cambia los formatos, con la intención de que las versiones inferiores no puedan leer los documentos nuevos. Ya no nos referimos entonces a cambios de software sino de estándar de documentos”.

En Cuba hoy todo el mundo depende de la suite ofimática de Microsoft (.doc, .ppt, .xls) y para que la migración sea exitosa no se debe seguir dependiendo de ellos, debemos emplear los formatos que están respaldados por la Document Fun­dation (formatos que soportan la suite ofimática como Libre Office, Open Office), detalló.

El festival, organizado por el Grupo de Usuarios de Tecnologías Libres (GUTL), las comunidades Humanos y Mo­zilla Firefoxmanía (UCI), y los Joven Club de Computación y Electrónica, incluyó además instalaciones —de manera gratuita y asesorada— de distribuciones y programas de software libre para todas aquellas personas que llevasen sus móviles y computadoras.

Fuente: Granma

Published in Noticias
Tuesday, 28 April 2015 09:51

Sorpresas en la CUJAE

La semana pasada estuve en mi Alma Mater, el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría, más conocido como CUJAE, para impartir una conferencia.

Allí recibí la buena noticia de que la universidad ha podido multiplicar por cuatro el ancho de banda de su acceso a Internet (de 2 a 8 MegaBits),  lo que junto a otras decisiones ha incrementado sustancialmente las posibilidades de utilizar ese importante recurso en la docencia y la investigación.

Un sistema de cuotas (Unidades Monetarias, le llaman) -que equivale a 1 MegaByte de 7 am a 7 pm de lunes a viernes, 2 en el horario inverso y 4 los sábados y domingos- desde el próximo mes incrementará lo asignado a estudiantes y profesores con la siguiente magnitud en “Unidades Monetarias”:

Profesores: de 160 a 300 UM, eran 80 hasta el pasado diciembre. Estudiantes: 1er año de 20 a 30, 2do año de 30 a 40, 3er año de 40 a 60, 4to año de 50 a 80 y 5to año de 80 a 120, respectivamente.  Este acceso es posible tanto desde la red WiFi de la institución como desde las computadoras instaladas en cualquier lugar de la institución. El acceso a los sitios .cu y a bases de datos científicas internacionales no consume UM. Igualmente disponen un sistema con protolo Bit Torrent que permite compartir de manera colaborativa archivos de video, audio y texto donde se pueden descargar contenidos como series, películas, música y libros. Los profesores y estudiantes con teléfono fijo pueden acceder vía conmutada desde los hogares al correo electrónico y a los sitios y servicios docentes y científicos de la institución. Está lejos de lo soñado pero es un paso en su dirección.

Por cierto, para mi alegría, me reencontré con Vivian Elena, compañera de los tiempos estudiantiles con la que compartí tareas en la Federación Estudiantil Universitaria y a la que no veía desde entonces. Ella es ingeniera civil y ahora es Vicedecana de la Facultad donde se estudia esa especialidad.

Vivian Elena es uruguaya, hija de exiliados políticos que la trajeron con ellos a Cuba cuando la dictadura militar perseguía a la izquierda en su país.

Mientras compartíamos recuerdos, otro compañero de aquellos años se acercó y dijo a Vivian: “Iroel está polemizando con un compatriota tuyo”

Vivian preguntó: “¿Qué compatriota?”, respuesta: “Fernando Ravsberg, un periodista”.

“Ese, ¿quién es? Los uruguayos en Cuba no somos muchos, y yo conozco a todos los exiliados. A ese no lo conozco”, dijo Vivian sobre el “uruguayo de izquierda” que trabajara para la corporación británica BBC y antes para la emisora TeleMundo de Miami.

Fuente: Blog "La pupila insomne" de Iroel Sánchez

Published in Noticias

Con el objetivo de celebrar el 53 aniversario de la UJC, el 50 Aniversario de la Cujae y el 10mo. Congreso de la UJC, el Departamento Ideológico del Comité UJC-CUJAE y la Dirección de Extensión Universitaria (DEU),  convocan a todos a los cujaeños (trabajadores y estudiantes) a participar en el  Concurso de Fotografía “SOY CUBA”.

Los trabajos deben mostrar los patrones fundamentales de la identidad nacional y la cultura cubana, con los jóvenes como principales protagonistas. Se podrá participar en todo tipo de género fotográfico. Se admitirán imágenes impresas (formato libre) y en formato digital (JPG a 300dpi).

El plazo de admisión vence el viernes 22 de mayo de 2015. Los trabajos se entregarán en el local de la FEU/UJC del Instituto o en el Local de la DEU.

El jurado estará integrado por un tribunal compuesto por especialistas de fotografía y otras manifestaciones del arte. Se entregarán tantos premios como estimen los mismos, valorando la calidad, originalidad y relación con el tema planteado anteriormente. Los trabajos entregados formarán parte del patrimonio de la Universidad.

En los trabajos deberán especificarse: Nombres y Apellidos del autor, Carnet de Identidad, Facultad, Carrera, Grupo, Correo electrónico y teléfonos de localización.

Published in Noticias
Activities
X
{loadposition jbolo_pos1}
Chat
X
Your Status: 
Available
Click here to change your status
Please login to be able to chat.

Con los usuarios que tiene Vínculo en la Comunidad y estén conectados podrá conversar.

Chat (0)