Imprimir esta página
Jueves, 09 Mayo 2019 09:34

¿Jaque mate al deterioro del hormigón armado?

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

El empleo de una innovación desarrollada por el Centro Nacional de Investigaciones Científicas y el Centro de Estudios de la Construcción y Arquitectura Tropical de la Universidad Tecnológica de La Habana, prolonga notablemente la durabilidad de ese material

Además del daño ocasionado por la falta de mantenimiento sistemático en las viviendas y otras instalaciones, la corrosión atmosférica constituye el más perjudicial enemigo de las edificaciones sometidas a la influencia del agresivo ambiente costero en cualquier sitio del orbe.

En el caso particular de Cuba, uno de los ejemplos representativos de lo planteado puede apreciarse en áreas de diferentes municipios habaneros cercanas al litoral, donde resalta  la presencia de un considerable número de inmuebles con severo desgaste en sus estructuras, en particular aquellos carentes de algún tipo de protección natural o artificial que atenúe tan nocivos efectos.

Lo anterior también es favorecido por la baja calidad de los materiales utilizados, principalmente en las reparaciones, los cuales a través del tiempo distaron no pocas veces de ser los apropiados para ese corrosivo entorno.

Tomando en cuenta los problemas que tal situación representaba para el eficiente desempeño del sector constructivo en el país, especialistas del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC) emprendieron diversos estudios dirigidos a caracterizar el comportamiento de la corrosión atmosférica en Cuba, cuyas conclusiones posibilitaron obtener el primer mapa sobre esa temática elaborado en la Mayor de las Antillas.

Uno de los aportes fundamentales del trabajo consistió en establecer los niveles de agresividad para cada uno de los principales materiales metálicos empleados en la industria de la construcción. Aquel notable resultado marcó un viraje en la aplicación de la ciencia en ese vital sector de la economía.

CREDENCIALES DE UNA INNOVACIÓN

Como señalan a Granma los doctores Juan José Howland Albear, del Centro de Estudios de la Construcción y Arquitectura Tropical de la Universidad Tecnológica de La Habana (Cujae) y Abel Castañeda Valdés, jefe del Grupo de Protección de Materiales de la Dirección de Investigación, Desarrollo e Innovación del CNIC, con los aportes del referido mapa ambas entidades emprendieron de manera conjunta el proyecto Estudio del ambiente agresivo costero en La Habana y su impacto sobre las estructuras de hormigón armado.

http://www.granma.cu/ciencia/2019-03-29/jaque-mate-al-deterioro-del-hormigon-armado-29-03-2019-21-03-24

Visto 924 veces Modificado por última vez en Jueves, 09 Mayo 2019 09:52