FacebookTwitterYoutubeFeed
      
    |  | 
Martes, 22 Diciembre 2015 09:07

La admiración profunda por los que modelan la arcilla nueva

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Un día del año está dedicado al educador, aquella persona que nos brinda su conocimiento y nos deja más de una lección de experiencia para la vida. Ese ser que merece reconocimiento social y moral. Ese profesional que con la disciplina como antesala, se dispone cada día a escalar dificultades y es capaz de llegar al aula con la mejor de sus sonrisas y el carácter alegre.

Así es el maestro cubano, desde aquellos adolescentes que fueron a la Campaña de Alfabetización, y a las demás batallas como los primeros integrantes del Contingente Manuel Ascunce Domenech, que se ha caracterizado por su espíritu de entrega y abnegación. A esa estirpe pertenece el profesor universitario de la Cujae.

Cujae, que homenajeará a sus educadores, aquellos que han consagrado su vida a la formación de los nuevos ingenieros y arquitectos de excelencia, y a la vez hombres dignos, éticos, sensibles a las causas justas, protagonistas de su tiempo y comprometidos a mantener las conquistas de la revolución. Y a aquellos, los trabajadores no docentes,  que con su labor y educación cotidiana, contribuyen a formar a los jóvenes y que también merecen un reconocimiento especial.

El tributo también se hará extensivo a los alumnos ayudantes que suman esfuerzos a los cambios que vive nuestro sistema educacional y se han convertido en maestros en la propia Universidad y en otras enseñanzas de la capital.

Un aparte a aquellos que cumplieron, tras  la renuncia del claustro de la Escuela de Ingenieros y Arquitectos de la Universidad de La Habana y como consecuencia de ello, respondieron al llamado de cubrir el déficits a profesionales revolucionarios para sustituirlos y no cerrarla, a los doctores José Atschuler (Doctor Honoris Causa de la Cujae), Francisco Medina Torri y Sixto Ruiz Alejo, que acumulan 55 años dedicados a la docencia y por tanto son los profesores con más años dedicados a la docencia en todo el país (o al menos en ingeniería), dos de ellos pertenecen actualmente al Claustro de la Facultad de Ingeniería Civil. También de la misma facultad al doctor Hugo Wainstock, uno de los siete estudiantes, que en aquel entonces, trabajaban impartiendo clases.

Para ellos, para los que ya no están, y para todos los educadores de Cuba llegue el merecido homenaje en el Día del Educador, día que resume entrega y forja de virtud cotidiana.

Para aquellos que con solo ver a sus alumnos ya profesionales, encontrárselos en la calle, disfrutar de su obra, es el mejor galardón que le pueden dar, quienes fiel a las ideas de Rafael María de Mendive, José de la Luz y Caballero, José Martí y Fidel, forma parte de un gremio que conforma su mundo en la superación profesional, en la investigación y en los valores espirituales que le puedan reportar sus aportes de tantos años. No hay persona más importante en la sociedad.

La admiración profunda por los que modelan la arcilla nueva.

Visto 1398 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Actividades
X
{loadposition jbolo_pos1}
Chat
X
Tu Estado: 
Disponible
Click here to change your status
Inicia sesión para poder chatear.

Con los usuarios que tiene Vínculo en la Comunidad y estén conectados podrá conversar.

Chat (0)