FacebookTwitterYoutubeFeed
      
    |  | 
Martes, 03 Mayo 2011 14:35

José Antonio Echeverría

Escrito por 
Valora este artículo
(5 votos)

Fidel, aunque ya entonces tenía toda una estrategia de lucha elaborada, a su juicio lo más importante, en ese momento, era demostrar que no había solución política, es decir, solución pacífica al problema de Cuba. La opinión pública debía darse cuenta de que si el país se veía forzado a elegir el camino de la violencia no era culpa de los revolucionarios sino del régimen.

En la estación Terminal de Ferrocarril de La Habana, los dirigentes de la FEU, José Antonio, Fructuoso y Anillo, en medio de un entusiasta recibimiento popular, esperaron a los Asaltantes del Moncada liberados. Ese día, los dirigentes estudiantiles intercambiaron opiniones sobre la situación del país.

Luego de múltiples sucesos repetidos por los estudiantes, el 9 de julio, nuevamente los cuerpos represivos se lanzan contra la Universidad y violan la autonomía universitaria. Echeverría es detenido.

En esos días, el máximo dirigente de la FEU anuncia los actos por el segundo aniversario del 26 de Julio, a los que se le darían gran relevancia. En esa fecha las fuerzas policiales rodean la Universidad con fuertes contingentes. En el Salón de los Mártires de la FEU habla Haydée Santamaría( asaltante al Cuartel Moncada y hermana de Abel, también asaltante y asesinado vilmente por los huestes batistianas)  y después Echeverría. Al terminar el acto, los estudiantes salen en manifestación y se enfrentan a la policía. José Antonio fue detenido una vez más, así como Anillo, Nuiry y Machadito.

La amnistía concedida por Batista redobló los esfuerzos de los partidos políticos con el fin de lograr un compromiso. En julio se funda la Sociedad de Amigos de la República (SAR), aprobada por todos los cabecillas politiqueros, la que se apresuró en declarar a la prensa que excluía toda posibilidad de restaurar por la violencia el orden democrático y buscaba una solución electoral en la que el pueblo, en un sólo día, pudiera cubrir "a través del voto, todas las magistraturas del Estado.

Batista, en una inteligente jugada que consigue los resultados buscados, permite el regreso al país de Carlos Príos, con lo que se produce la bancarrota del denominado Pacto de Montreal, a través del cuál sus seguidores y una parte de los dirigentes ortodoxos se habían comprometido a derrocarlo, aunque realmente  no hicieron nada durante tres años. Por otra parte el dictador autoriza la celebración de mítines públicos a los dirigentes de ese y otros partidos de la oposición.

Mientras esto sucedía, un elevado número de combatientes revolucionarios fue reuniéndose alrededor de Fidel  para estructurar el Movimiento 26 de Julio, el cual por la constante amenaza de la dictadura, marcha al exilio a preparar y entrenar el núcleo del ejército guerrillero, que más tarde viajará a Cuba en el "Granma", e iniciará sus combates en la Sierra Maestra. En Nueva York, el 30 de octubre, Fidel denuncia la maniobra de Batista, en acto masivo. La FEU decide participar en el mitin buscando los mismos objetivos. Echeverría, como su presidente, exige el derecho a hacer uso de la palabra. En su intervención, trasmitida por la radio a todo el país, expresaba:

"… la Federación Estudiantil Universitaria, que ha estado a la vanguardia de la lucha del pueblo por el rescate de las instituciones democráticas, y prueba de ello son nuestros mártires, nuestros presos y nuestros múltiples exiliados, fue también la primera en señalarle a la ciudadanía unas bases para la solución nacional. Al reclamo de una solución al hecho de fuerza del 10 de marzo respondió con la cínica mascarada del 1o.de noviembre. Y hoy, ante una nueva petición de elecciones generales, se aparece con una convocatoria ridícula a elecciones parciales …

"…Ante este pueblo que repudia las elecciones mezquinas convocadas por el dictador, yo demando de los presidentes de los partidos políticos, que no transijan ni acepten participación en las mismas. Pues ello equivaldría a la entrega de la causa de este pueblo que aquí se reúne… Mantenemos que únicamente una transformación profunda en nuestra realidad política, económica y social, puede ser la cura de los males de nuestra patria. El problema inmediato de Cuba es derrocar al usurpador Fulgencio Batista y establecer un gobierno democrático; y después emprender una obra revolucionaria que resuelva el problema de los desempleados, de los campesinos sin tierra, de los obreros explotados, de una juventud condenada al destierro económico. Cuba está urgida de una verdadera revolución que arranque lo que Martínez Villena llamara en sus versos encendidos 'la dura costra del coloniaje”

Echeverría hacía suyas las palabras de Martí: "Los derechos de los pueblos no se mendigan, se arrancan. No se conquistan con lágrimas, sino con sangre." Y terminaba llamando al pueblo a pronunciarse.

Apoyado por los gritos de '¡Revolución!' y '¡Fidel Castro!' de los compañeros del 26 de Julio y sus simpatizantes, "su discurso daría un golpe decisivo al intento de los politiqueros.


Visto 196204 veces Modificado por última vez en Lunes, 24 Junio 2013 16:16
Más en esta categoría: Visita virtual »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Actividades
X
{loadposition jbolo_pos1}
Chat
X
Tu Estado: 
Disponible
Click here to change your status
Inicia sesión para poder chatear.

Con los usuarios que tiene Vínculo en la Comunidad y estén conectados podrá conversar.

Chat (0)