FacebookTwitterYoutubeFeed
      
    |  | 
Martes, 03 Mayo 2011 14:35

José Antonio Echeverría

Escrito por 
Valora este artículo
(5 votos)

Guillermo Jiménez:

“José Antonio no era sólo un líder universitario, sino un revolucionario con gran influencia a nivel de toda la nación. En verdad, la Universidad no sólo era un reservorio natural de cultura, sino un sitio donde se fomentaba el acercamiento político y nacionalista. En el año 55 José Antonio estaba en la cúspide de su liderazgo, no hay que olvidar que Fidel había salido de prisión y marcharía a tierra azteca a preparar la victoria definitiva, entonces tras la  Carta de México Echeverría se propondría cumplir los compromisos asumidos con  el Jefe de la Revolución “.

Josefina Rodríguez:

“José Antonio Echeverría tenía un don especial para hablar y llegar a todos. Mire si eso era fuerte que también nos ayudó a organizarnos a nosotros los estudiantes de la Segunda Enseñanza en ese entonces. El contribuyó  en toda la realización de nuestro Congreso, que se celebró en el local de la FEU de la Universidad, y siempre nos llamaba a unirnos en la lucha contra la tiranía, inclusive tomamos parte también en la huelga azucarera”. “ Yo siempre tengo ese sentimiento de ir acompañada por José Antonio en los desfiles”.

Todos mencionan al “gordo” con la inmediatez de los amigos cercanos, como si fueran a verlo bajar la escalinata, rumbo a la calle San Lázaro...con aquella frase que solía decir: “ no puedo pararme, es que tengo planos los pies...”

Hechos significativos por años

1952. La Universidad

Al año siguiente de su arribo a la Escuela de Arquitectura, se produce el golpe de Estado de Fulgencio Batista; los estudiantes fueron la única fuerza social relativamente organizada  que opuso una resistencia visible instantánea al dictador, convirtiéndose la Universidad de La Habana, en el principal escenario de lucha. El  hasta entonces presidente de la República, Carlos Príos, recibe una comisión de la Federación Estudiantil Universitaria, FEU, en el Palacio Presidencial y le pide armas para organizar la resistencia. El mandatario promete enviarlas, pero éstas nunca llegarían. Mientras tanto, a los lados de la escalinata, un grupo de estudiantes entre los que se encontraba Echeverría, instaló un sistema de altavoces a través de los cuales se comienza a denunciar el porrazo, llamándose al pueblo a un paro general. El cerco policial que se establece sólo se levanta 6 días después, no logrando intimidar a los jóvenes. Esta situación no fue ajena a Batista, quien en un evidente esfuerzo por apaciguar los ánimos en el único foco de rebeldía existente, emite una declaración en que afirma su respeto a la autonomía universitaria, enviando simultáneamente sobornadoras ofertas: formación de un gobierno de profesores y alumnos que acometiera una reforma y la promesa de entregar 10 millones de pesos para la construcción de una ciudad universitaria  La propuesta fue rechazada.


Visto 194422 veces Modificado por última vez en Lunes, 24 Junio 2013 16:16
Más en esta categoría: Visita virtual »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Actividades
X
{loadposition jbolo_pos1}
Chat
X
Tu Estado: 
Disponible
Click here to change your status
Inicia sesión para poder chatear.

Con los usuarios que tiene Vínculo en la Comunidad y estén conectados podrá conversar.

Chat (0)