Oscar que estás en todas partes

23 de julio de 2021

Por Miguel Alfonso Sandelis

Hay gente con tal disposición, que salen de una tarea para entrar en otra. Hay otros que llevan varias tareas a la vez, como ignorando que un cuerpo no puede estar en dos lugares diferentes al mismo tiempo. Ese es Oscar, un estudiante de quinto año de Telecomunicaciones, que parece contradecir cierta ley de la Física.

Recuerdo cuando comenzó la fase tres del ensayo clínico de Soberana 02, que tuve que enviarle al coordinador de la tarea en el municipio Marianao, la lista de los mecánicos movilizados. El destinatario de mi información era Oscar, quien recientemente había sido designado como coordinador municipal.

Un fin de semana posterior nos bajaron aquel “cohete” de movilizar urgentemente para San Miguel del Padrón a ayudar en la introducción de datos de Abdala. Amanecí el lunes en el Partido Municipal, ¿y quién llegó allí para organizar la tarea?: Oscar.

Solo unos días después, un nuevo “cohete” cayó en la facultad: movilizar con urgencia para introducir datos en el cierre de Soberana con la vacunación de los placebos y los que solo recibieron dos dosis. Después de hacer las captaciones, fui llamando a cada coordinador municipal para darle la relación de los mecánicos. En el caso de Diez de Octubre, el coordinador era un tal Oscar. “Seguro un tocayo de aquel”, pensé. Pues no, era el mismísimo estudiante de Telecomunicaciones.

Fue entonces cuando decidí investigar seriamente el caso, y he aquí los resultados.

La primera misión que nuestro interpelado asumió en la pandemia fue la de formar parte del puesto de mando inicial que creó la Cujae para atender las tareas, donde se centraba toda la información. Allí comenzó a trabajar en marzo del 2020. Pero Oscar vive en San Miguel del Padrón y sentía que debía hacer algo por su municipio. Por eso fue al Comité Municipal del Partido y, luego de un encuentro con el Primer Secretario, comenzaron sus labores. En San Miguel, el versátil joven ayudó en la organización del puesto de mando municipal de Salud, participó en las reuniones del Consejo de Defensa Municipal (CDM), fue el coordinador del Sistema de Atención a la Familia (SAF) en el territorio, y hasta aportó sus conocimientos en telecomunicaciones al ayudar a reorganizar el cableado del CDM.

Por allá por el mes de mayo del 2020, la directora del pediátrico de San Miguel (La Balear) asistió a una reunión del Consejo de Defensa, donde explicó que necesitaba personal de apoyo en el hospital. ¿En qué terminó la solicitud?, pues en que Oscar se convirtió en el coordinador de la tarea por la Cujae, lo cual incluía la preparación y atención a los movilizados, y el plan de transportación. Para ese tiempo, ya el joven era alguien imprescindible en el puesto de mando de Salud, pues llevaba gran parte del control de la información en unos documentos en Excel, actualizaba en un mapa la situación de la pandemia, preparaba las presentaciones e informes para las reuniones y capacitaba al personal que allí laboraba sobre las aplicaciones informáticas que eran útiles para el trabajo. A la par, hacía una búsqueda en las redes sociales, de las noticias relacionadas con la COVID, lo cual tributaba al CDM. Cuando el trabajo organizativo se estabilizó, participó él mismo en una movilización en el pediátrico, laborando como fumigador y transportista de medicamentos y equipajes de los pacientes.

A mediados de julio, cuando la incidencia de la pandemia tuvo una notable disminución, Oscar coordinó la pesquisa voluntaria en San Miguel, que incluyó la distribución del medicamento conocido como “PrevengHo-Vir”. En agosto volvieron las movilizaciones para La Balear y se sumó el centro de aislamiento “Primavera”, también de San Miguel, para el aporte de los cujañeos, requiriendo de él su esfuerzo organizativo. A finales del 2020, el joven de solo 22 años, obtuvo la condición del militante del Partido, por su destaca trayectoria y madurez como revolucionario.

Con el inicio del año 2021 ocurre un nuevo rebrote de la pandemia y a mediados de enero Oscar se moviliza para el centro de aislamiento creado en la Cujae, donde labora como “pantrista”. Al mismo tiempo, contribuyó con la elaboración de una base de datos para el control de los pacientes en el centro de aislamiento.

A inicios de febrero, con el auge del enfrentamiento a coleros y revendedores (LCC), se requirió de un mayor control de la tarea. Ante la necesidad, son designados Fermín (director del Observatorio Social Universitario) y Oscar para llevar diariamente el control del trabajo de todos los cujaeños movilizados en la tarea en toda la provincia. En ese tiempo, alternaba la misión con su apoyo en el puesto de mando de Salud Provincial, donde se ubicaban diariamente en un hospital o centro de aislamiento, los pacientes positivos y sospechosos de toda la provincia.

En marzo se inicia la fase tres del ensayo clínico de la vacuna Soberana 02 y comienza para Oscar la etapa descrita al inicio de este reportaje, que incluye su aporte en el centro coordinador provincial del ensayo clínico. En este último período, la enfermedad que tanto ha enfrentado, dejó su huella en él. Durante diez días estuvo Oscar en el centro de aislamiento de la UCI, pero no como movilizado, sino como paciente. Pérdida del gusto y el olfato, ligera destemplanza y congestión nasal fueron sus ligeros síntomas, a pesar de ser hipertenso. La juventud, la primera dosis de Soberana 02 y esa capacidad para asumir los retos, fueron tal vez sus mayores armas para enfrentar a la COVID. El alta la recibió justo el día de su cumpleaños.

Este rápido bosquejo de tareas que se entretejen, teniendo como ejecutor a una misma persona, busca apenas describir la capacidad que tiene Oscar para multiplicarse. Todo ello ha ido a la par de su quinto año de la carrera, con las asignaturas que ha debido vencer, junto a la preparación de la tesis. ¿Cómo lo logra? Por supuesto que una parte de la respuesta está en su capacidad organizativa, en su preparación, en su inteligencia. Pero la más importante, la insustituible, es la disposición perenne a aportar lo mejor de sí al bien colectivo. Así es este joven que, de su ejemplo, trasmite una enorme confianza en el porvenir.


Compartir en: