Cronología Martiana. Mayo

14 de mayo 2021

Cronología Martiana. Mayo

Suplemento martiano Oficina de Asuntos Históricos / 12

1891, 1ro. de mayo. Publica su artículo \"La Conferencia Monetaria de las Repúblicas de América\" en el no. 5 de La Revista Ilustrada de Nueva York. Denuncia los objetivos ocultos de este cónclave y alerta sobre el peligro del vínculo que tratan de imponer los Estados Unidos.

1893, 3 de mayo. Llega a Cayo Hueso y es recibido en el muelle por una numerosa representación de los clubes del Partido Revolucionario Cubano con sus banderas y estandartes. Lo acompañan hasta el club San Carlos, donde esperan cientos de compatriotas, a quienes habla.

1893, 27 de mayo. Publica en Patria el manifiesto "El Partido Revolucionario Cubano a Cuba", que además circula profusamente en hojas sueltas.

1894, 26 de mayo. Dirige la palabra a la inmensa multitud que asiste al mitin de masas que se realiza en el Liceo Cubano de Tampa. Al finalizar el acto, el público se organiza y, precedidos por la bandera cubana, la banda de música y los estandartes de los clubes, lo acompañan hasta la estación del ferrocarril desde donde parte a las ocho de la noche.

1895, 5 de mayo. Avanzan por el camino de Zamora para reunirse con Maceo. Este les sale al encuentro y los conduce al demolido ingenio La Mejorana, donde se reúnen. Alrededor de las cuatro de la tarde el jefe oriental se separa de Gómez y Martí, quienes quedan solo con una pequeña escolta mal armada. Se desplazan hasta un rancho fangoso, ubicado en la zona conocida como Banabacoa y ahí pasan la noche.

1895, 6 de mayo. Continúan la marcha a primera hora. Se encuentran con una avanzada de las fuerzas de Maceo que los invita a entrar al campamento donde son recibidos por la tropa con gran entusiasmo. Sostienen una cordial entrevista. Dos horas después continúan la ruta hasta Jagua, donde pernoctan.

1895, 7 de mayo. Parten por el camino de Barajagua, atraviesan las sabanas de Pinalito y Río hasta la de Hato Enmedio, donde se encuentra el campamento del general Quintín Bandera, el cual los recibe con la tropa formada.

1895, 8 de mayo. Se trasladan a otro alojamiento situado en una altura vecina al campamento del general Bandera. Despachan correspondencia y circulares a los jefes y a personas prominentes de Holguín, lugar al que parte el coronel Ángel Guerra, nombrado jefe de operaciones de este territorio.

1895, 8 de mayo. Se despiden de Bandera y parten con una pequeña escolta. Pasan cerca de Mangos de Baraguá. Cruzan el Cauto. Los alcanza un pelotón mambí encabezado por el general José Miró, jefe holguinero que ha ido a conocerlos junto con Rafael Manduley y otros patriotas. Continúan hasta Altagracia. Pasan la noche en la casa de Manuel Venero, amigo del general Gómez.

1895, 10 de mayo. En compañía del general José Miró y sus hombres marchan hasta La Travesía, desde donde junto con Gómez dictan órdenes e instrucciones a los jefes. Esperan noticias del general Bartolomé Masó.

1895, 13 de mayo. Retroceden hacia la zona de Dos Ríos. Acampan en los ranchos abandonados de José Rafael Pacheco.

1895, 15 de mayo. Escribe a Bartolomé Masó, lo que también hace Máximo Gómez, y le reitera la urgencia de verlo antes de proseguir hacia Camagüey.

1895, 16 de mayo. Continúa en el campamento situado en la zona de Dos Ríos. El general Gómez ha salido a inspeccionar los alrededores y regresa desde la casa de Rosario Pacheco.

1895, 17 de mayo. Se queda al frente del campamento de Dos Ríos con unos doce hombres, pues Gómez parte a hostilizar un convoy enemigo. Trabaja con los escribientes, quienes hacen copias de la circular titulada "Instrucciones a los Jefes y Oficiales".

1895, 18 de mayo. Comienza la carta conocida como su testamento político, dirigida a Manuel Mercado, que dejará inconclusa.

1895 19 de mayo. Notifica al General en Jefe que la noche anterior había llegado Bartolomé Masó, quien, para dar descanso a la caballería, había continuado la marcha hacia la finca La Vuelta Grande, donde acampó. Se dirige hacia este sitio y allí lo espera. Gómez se les une y en medio de gran entusiasmo los tres jefes arengan a la tropa. Poco después reciben el aviso de la presencia del enemigo en los potreros de Dos Ríos, hacia donde se dirigen a paso de carga. En medio del fragor del combate, sin percatarse del peligro, el Maestro avanza hacia una escuadra española oculta por la alta hierba, que le dispara cuando lo tiene cerca. El Delegado del Partido Revolucionario Cubano y Mayor general del Ejército Libertador cae de su caballo, herido por tres disparos que ponen fin a su vida.


Compartir en: